Tratan de salvar al Tigre Europea
Zoltan Istvan

Con 7.5 kilos de peso, Cromo, un lince ibérico de ocho meses de edad capturado en una
zona agreste, tiene el tamaño de un gato doméstico. Pero sobre sus hombros carga una
pesada responsabilidad.

Cromo es el único lince ibérico en cautiverio. La especie de Cromo enfrenta un peligro
cierto de extinción, dicen las autoridades. Por lo tanto, son cruciales más nacimientos.

El lince ibérico es en ocasiones llamado el Tigre Europeo debido a sus manchas y a su
destreza como cazador. Los machos alcanzan los 90 centímetros de largo, 60 centímetros
de altura y llegan a pesar 14 kilos. En una época su ámbito se extendía hasta el sur de
Francia. En la actualidad, el lince ibérico vive en bolsones aislados, en Portugal y en el sur
de España.

Un censo de 1998 indicó que hay 1,200 linces ibéricos viviendo en estado salvaje. Otro
censo, hecho en el 2002, indicó que la cifra era de apenas 300. Cualquier animal cuya
población es inferior a los 1,000 es considerado en peligro de extinción.

"Las últimas cifras indican que habría unos 150" linces ibéricos, dice Eduardo Goncalves,
director de SOS Lince, un grupo de protección de la fauna silvestre en Lisboa, Portugal, y
coautor de un nuevo libro acerca del lince, titulado "El tigre de Algarve".

"Pero inclusive esas cifras podrían ser muy optimistas. Nos hallamos claramente en la
etapa de pre-extinción del lince ibérico", señala.

La muerte por inanición, por caza furtiva, y por accidentes de tránsito, son las principales
razones de la extinción del lince ibérico. Y el desarrollo urbano y la construcción de
carreteras han reducido su hábitat. El año pasado, incendios forestales en Portugal
consumieron 242,000 hectáreas, desalojando al lince y a los animales de que se alimenta.

"El conejo salvaje, alimento favorito del lince, está también amenazado por enfermedades e
incendios forestales", dice María do Rosario Rodríguez, directora administrativa de la
Asociación de Municipalidades de Alentejano Norte, una organización que ayuda a
proteger el hábitat del lince.

En el zoológico de Jerez, su director Iñigo Sánchez y un equipo de zoólogos y veterinarios
están desarrollando un programa de cría de linces. La intención es adquirir 12 gatos
saludables, la cifra mínima para un exitoso programa de cría.

Hasta ahora, tienen cuatro hembras y a Cromo.

Desde 1994 el zoológico ha estado albergando y en ocasiones cruzando al lince rojo
americano, un pariente cercano del lince.

"Estamos aprovechando de nuestra experiencia en la cría de nuestros linces rojos y de los
consejos obtenidos de expertos de todo el mundo", dice Sánchez. "Somos cautelosos, pero
tenemos esperanzas de que si adquirimos todos los linces necesarios, estaremos en
condiciones de ampliar la población en sitios silvestres".

Cromo comparte su hábitat con Attila, un joven lince rojo nacido en el zoológico. Sánchez
espera que Attila y Cromo aprendan a socializar de manera conjunta. Por lo tanto, cuando
Cromo llegue a los dos años de edad, y esté listo para acoplarse con una hembra, conozca
los buenos modales de los gatos.

Un monitor de video registra eventos en el sitio las 24 horas del día.
Con tan escasos linces en estado silvestre, una de las misiones del centro de cría es mejorar
la cepa genética del gato. El descubrimiento de algunos linces "totalmente negros" en zonas
agrestes muestra el impacto de la endogamia.

"Con la mengua del código genético, los linces están perdiendo la resistencia ante las
enfermedades", dice José Aguilar Iñigo, veterinario del zoológico de Jerez, encargado de
alimentar y de cuidar a Cromo.

El zoológico de Jerez y SOS Lince están coordinado esfuerzos para crear una red de
reservas de linces donde haya también animales que les sirvan de alimentos. Hay además
una campaña de educación para proteger a los linces. Uno de los factores más importantes
para que el gato sobreviva es que las comunidades estén al tanto de los problemas que
enfrenta el animal. Con tan pocos linces en zonas silvestres, la muerte en una carretera o la
captura por parte de cazadores furtivos puede poner en peligro el futuro de un grupo de
gatos en toda una región.

Los defensores del medio ambiente también están presionando a los gobiernos de España y
Portugal para que cesen de construir carreteras en territorios donde viven los linces,
repriman a cazadores ilegales, ayuden a reabastecer las poblaciones de conejos salvajes y
construyan reservas. De lo contrario, los únicos gatos que sobrevivirán serán aquéllos en
cautiverio, como Cromo.

"Europa ha criticado a países en vías de desarrollo por no proteger a grandes gatos en vías
de extinción (como tigres y jaguares)", dice Goncalves. "¿No es irónico que un gran gato se
extinga en nuestro umbral? Bueno, eso es lo que ocurrirá si no se hace más para salvar al
lince ibérico".

Visite www.nationalgeographic.com/channel, o AOL palabra clave: NatGeoChannel, para
más información.
By Zoltan Istvan
c. 2003 National Geographic Channel
Distributed by the
New York Times Syndicate
Special for El Diario, Chihuahua, Mexico